Header Ads

Los servicios del CAID no se detienen; ya superan los niveles anteriores a la pandemia


SANTO DOMINGO, R.D.-
El CAID no ha detenido su ritmo ni por un instante. Aun en tiempo de la pandemia de la covid-19, cuando las medidas sanitarias obligaron a la reclusión de la población y al cese de las actividades no esenciales, nuestro personal médico y terapéutico continuó brindando atención a los niños y niñas usuarios con las condiciones de trastorno del espectro autista, síndrome de Down y parálisis cerebral.

Impedido por estas circunstancias de ofrecer un servicio presencial fluido, el CAID echó mano a la tecnología para evitar la interrupción de los procesos médicos y terapéuticos. Utilizando las diversas plataformas y canales tecnológicos a los que las familias de sus usuarios tuvieran acceso, el CAID garantizó el cumplimiento de sus objetivos y su misión.

No obstante, y pese a este esfuerzo, durante los años 2020 y 2021 la pandemia ralentizó la afluencia de usuarios a las atenciones médicas y las intervenciones terapéuticas y las cifras descendieron. De ahí que la comparación de los índices históricos que permiten tener una idea cabal de la progresión de los servicios, es la que toma como parámetro los años 2019 y 2022.

Una mirada a las cifras del cuatrimestre enero-abril de 2019 arroja que 1,319 niños y niñas recibieron atenciones médicas en la red conformada por las tres sedes; es decir, Santo Domingo Oeste, Santiago y San Juan de la Maguana. En igual período de este año, la cifra asciende a 1,729 niños y niñas. Como puede verse, el crecimiento es relevante. Lo mismo puede decirse respecto a las intervenciones terapéuticas, que en el primer cuatrimestre del 2019 sumaron 933, mientras que en igual período de este año son 1,429.

Si la comparación se establece por totales de ambos tipos de atención según año, se obtiene un crecimiento de 44.3%, al pasar de 1,735 en el 2019 a 2,503 en el 2022.

El incremento en la prestación de los servicios no es homogéneo. La sede de Santiago, segunda con mayor demanda, encabeza los números absolutos del crecimiento, tanto en las atenciones médicas como en las intervenciones terapéuticas, seguida por Santo Domingo Oeste y San Juan de la Maguana que, por razones de diversa índole, tiene la menor cantidad de usuarios.

Los avances mencionados no se producen por generación espontánea. Son fruto de un replanteamiento de la organización y la planificación que hemos nombrado con la sigla N-MAS (Nuevo Modelo de Atención y Servicios), cuya implementación está en proceso. Esto incluye el monitoreo de la prestación que nos ha permitido verificar los números citados.

Mas no todo es color rosa. Varios factores determinan que así sea. Única institución pública que ofrece servicios de calidad a un costo asequible a la población infantil de cero a doce años con trastorno del espectro autista, síndrome de Down y parálisis cerebral, el CAID recibe una demanda que excede su capacidad institucional de respuesta.

A lo anterior se suma el hecho de que, aunque las condiciones tratadas son permanentes, es decir, no reversibles, la atención a los niños y las niñas se prolonga en el tiempo. El resultado es que los cupos tardan en estar disponibles y se imposibilita incorporar nuevos usuarios. En la actualidad, en lista de espera de la red están inscritos 1,645 niños y niñas con las condiciones atendidas por la institución.

Las instancias ejecutivas del CAID son conscientes de la inquietud que provoca en las familias con hijos e hijas con alguna de las condiciones que tratamos, no poder acceder en tiempo oportuno a nuestros servicios especializados. De ahí que actualmente nos encontremos trabajando en el diseño y ejecución de nuevos programas y definiendo los cambios que requiere el modelo de atención para poder alcanzar a un mayor número de familias.  En un próximo artículo avanzaremos algunos detalles del plan para subsanar esta situación.

No hay comentarios

Imágenes del tema: enot-poloskun. Con la tecnología de Blogger.