Header Ads

Nueva estafa: Los “wiferos” y la reventa ilegal de internet

SANTO DOMINGO, R.D.- Son conocidos en los ba­rrios como ‘wiferos’. La gente los conoce, tanto co­mo identifica al hombre que se sube al poste para hacer una conexión ilegal de energía eléctrica. Mu­chos saben que su negocio es ilegal, pero los usan. Las autoridades han recibido las denuncias, pero no ac­túan para evitar la expan­sión de este fraude que perjudica al Estado, los usuarios, las telefónicas. Es la venta ilegal de seña­les de internet.

Pese a las noticias de autoridades que advier­ten a la gente cuidar sus cuentas de WhatsApp porque se las pueden ro­bar, o de los bancos a sus clientes sobre los enga­ños cibernéticos cada vez más sofisticados pa­ra sustraerles sus dineros de cuentas, ha causado asombro la información de esta nueva modalidad del delito: venta ilegal de señales de internet.

Y aunque las empre­sas de telecomunicacio­nes han hecho pública la denuncia no se conoce de ninguna acción de las au­toridades, ni siquiera un pronunciamiento público que advierta sobre el tema que perjudica al Estado, por los impuestos que se le escapan, y a los usuarios por los problemas de inter­conexión que sufren.

La Asociación de Em­presas de Comunicaciones y Tecnología (COMTEC), organización que agrupa a las principales empresas de telecomunicaciones que operan en el país, ha hecho la denuncia de esta opera­ción ilegal, y esta semana reiteró su llamado a las au­toridades a que apliquen las medidas necesarias para frenar la práctica.

“COMTEC y sus empre­sas miembros requieren que las autoridades per­sigan a los ‘wiferos’, que ilegalmente revenden el servicio de Internet para eliminar las distorsiones en el mercado de las tele­comunicaciones en perjui­cio de todos los usuarios, el Estado, las prestadoras y sus revendedores auto­rizados”, explicó Claudia García, directora ejecutiva del colectivo sectorial.

Dónde más operan
Lo que comenzó en algún momento como un ‘en­ganche’ ilegal de servicio de internet a algún veci­no, pariente o amigo, se ha convertido en un nego­cio que se expande como la verdolaga por sectores y ciudades, sin que apa­rentemente nadie los fre­ne.

Los “wiferos” contratan servicios de alta potencia, entre 100MB y 300MB de ‘bajada’ y ‘subida’ de inter­net, de manera legal en al­guna de las empresas de telecomunicaciones y ‘re­venden’ ilegalmente esa señal usando sistemas de ‘wifi’.

Las comunidades con mayor incidencia de re­venta ilegal de Internet son Santiago (sectores Vi­rella y Pekín); Distrito Na­cional (sectores Los Ríos, Villas Agrícolas, Arroyo Hondo I y Luperón); La Romana (sector El Picapie­dra); San Cristóbal; San Pedro de Macorís; Espai­llat (Sector Centro Moca); Santo Domingo (sectores Ciudad Satélite, Sabana Perdida, Pantoja, Buenos Aires de Herrera, El Almi­rante y Ozama); Peravia (sector Baní Centro) y en Boca Chica.

Por cada recarga de RD$100 vendida para ac­ceder a internet, el Estado deja de percibir RD$30, sin incluir los impuestos que debería pagarse sobre las rentas devengadas por la persona (física o jurídica) que se beneficia de la tran­sacción.

Por el contrario, los re­vendedores ilegales de in­ternet o ‘wiferos’ operan bajo todas las maniobras de informalidad e ilegali­dad, lo que les da ventajas de negocios clandestinos que afectan las prestadoras y los revendedores autori­zados, causando conges­tión en las redes de manera descontrolada, en perjuicio de los clientes del servicio legalmente contratado, al tiempo que evaden el pa­go de impuestos, afectado al Estado dominicano.

Actualmente el territorio dominicano hay múltiples ofertas de servicio mayoris­ta de banda ancha/fibra óp­tica, por lo que las personas que incursionan en el mer­cado de Internet pueden contratar con las prestado­ras que mejor se ajusten a sus planes de negocio.

Aportes a economía
García explica que las empresas miembros de COMTEC han invertido más de $140,000 millones de pe­sos en los últimos ocho años para el despliegue de infra­estructura y redes de teleco­municaciones en todo el te­rritorio nacional. En 2020, por ejemplo, la inversión pa­ra la expansión de las redes supera los $15 mil millones de pesos, lo que ha permi­tido que hoy un 77% de los habitantes del país tengan acceso a servicio de Inter­net, mientras el 68% de los habitantes tienen acceso a Internet móvil, convirtiendo en uno de los países más co­nectados de la región.

El sector telecomunica­ciones de República Domi­nicana maneja 10,465,169 de líneas telefónicas, un to­tal de 9,308,446 líneas mó­viles, 6,976,939 de clientes móviles prepago, 2,331,507 de clientes móviles pospa­go, 1,156,723 de líneas fi­jas, 646,393 líneas fijas lo­cales, 510,330 líneas Fijas IP, 804,589 suscriptores a TV restringida.

El acceso a Internet en el país suma 9,010,715 cuen­tas. República Dominicana cuenta con una red pública interconectada que actual­mente cubre el 99% de la población para el acceso a servicios móviles, incluyen­do 95% a LTE, un 77% de los habitantes tiene acceso a servicio de Internet, 28% de los hogares tiene acceso al Internet de banda ancha y el 68% de los habitantes tiene acceso a Internet móvil.

 CIFRAS
Crecimiento.
En el período enero-di­ciembre 2014-2016, el promedio de crecimien­to del sector telecomu­nicaciones fue de 5%, mientras entre 2014-2019 creció 3.35%, de­bido a los volúmenes en los servicios de internet en los últimos años y en los servicios móviles.

No hay comentarios

Imágenes del tema: enot-poloskun. Con la tecnología de Blogger.