Header Ads

Rechazan quitar prueba de aptitud para docentes

SANTO DOMINGO, R.D.- Diferentes sectores educati­vos están abiertos al diálogo para revisar la Ordenanza 09-15 y así aportar solucio­nes en beneficio de los estu­diantes universitarios que deseen formarse como do­centes, pero plantean que es invariable su posición de rechazar la posición del Mi­nisterio de Educación Su­perior, Ciencia y Tecnolo­gía (MESCYT) de anular la Prueba de Aptitud Acadé­mica (PAA).

El director ejecutivo de Acción Empresarial por la Educación (EDUCA), Darwin Caraballo, por ejemplo, expresó a LISTÍN DIARIO que la normativa 09-15 quizás deba de ser modificada pero sin bajar “la vara” que denotan las deficiencias de los estudian­tes universitarios.

Herramientas
Caraballo señaló que no descarta que la ordenanza sea modificada ya que to­da normativa tiene aspectos que posiblemente deban mejorarse, pero sin quitar herramientas que permi­tan detectar las deficien­cias de los universitarios y así evitar la mediocridad.Dijo además que esa deci­sión “no puede ser tomada de manera unilateral por el MESCYT” sino que se debe de consultar a cada uno de los que participaron en la firma del Pacto Nacional en el 2014.

“Esta normativa es un re­sultado directo de un com­promiso explícito en el Pac­to Nacional para la Reforma Educativa y debemos re­cordar que este pacto no es obra de un gobierno sino que fue suscrito por toda la sociedad dominicana”, ex­presó.

De igual manera, reiteró que este pacto tiene licen­cia plena hasta 2030 y en el numeral uno dentro de sus compromisos establece los procedimientos para modi­ficar los acuerdos que plan­tea.

“El mismo documento del pacto indica las norma­tivas y se reconoce que las reformas educativas son di­námicas y pueden cambiar en el tiempo. Sin embargo, no se pueden modificar esos compromisos sin desencade­nar una consulta y una parti­cipación”, precisó al conver­sar con periodistas de Listín Diario.

Posición de la UNPHU
Mientras, el rector de la de la Universidad Nacio­nal Pedro Henríquez Ure­ña (Unphu), arquitecto Miguel Fiallo Calderón, ex­presó estar abierto al diá­logo para una posible re­visión de la normativa.“No nos oponemos a una revisión de la normati­va que permitan evaluar la eficiencia del programa de formación de docente cuando la cantidad de egre­sados lo permita ”, indicó.De igual manera, dijo que la academia se une al re­chazo de la flexibilización de admisión de estudiantes y propuso buscar estrate­gias que aporten soluciones al ingreso de los estudiantes de educación sin afectar la calidad del perfil esperado.

El Ministerio
El MESCYT aclaró que no impondrá ni eliminará nin­guna normativa sobre la base de la fuerza y la im­posición, porque cualquier cambio será fruto del consen­so y del debate democrático. El ministro Franklin Gar­cía Fermín afirmó que con ese objetivo está consultan­do a todos los actores del sistema educativo nacional.“Revisar y estudiar las nor­mativas 08-11 y 09-15, no significa derogarlas, si­no estudiarlas con dete­nimiento y sin prejuicios, en la dirección de fortale­cer la calidad en la forma­ción de maestros”, adujo.Agregó que el MESCYT eva­luará las opiniones del Mi­nisterio de Educación, del Instituto Nacional de For­mación y Capacitación del Magisterio (Inafocam), del Instituto Superior de Forma­ción Docente Salomón Ure­ña (Isfodosu), así como las recomendaciones de la Or­ganización de Estados Ibe­roamericano para la Educa­ción, la Ciencia y la Cultura (OEI), cuyo primer borra­dor será entregado antes de finalizar este mes de abril. Plantea que el órgano re­gulador de la educación su­perior procurará la acre­ditación de la carrera de educación en el corto plazo, como se previó en el Pacto de una Educación de Calidad. “Por tanto, no hay razón para no tener confianza que la ac­tual dirección del MESCYT, que ha demostrado en estos ocho meses estar en contac­to directo con el sistema uni­versitario y consultando a los actores sobre las decisiones que se vienen asumiendo, sobre todo, en un momento tan delicado y complejo que vivimos como consecuen­cia de la Covid-19”, agregó.Indica que la revisión de la norma 09-15 no sólo es ne­cesaria, sino urgente toman­do en cuenta que la Univer­sidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), con unos 38,000 alumnos no se aco­gió a la misma y las univer­sidades privadas que sí en­traron al sistema, la inmensa mayoría hoy cuestionan su efectividad.

Docentes y entes opuestos
Oposición.
Al menos 36 docentes universitarios mostraron su repudio a la medida de flexibilizar las políti­cas para la admisión de estudiantes que deseen formarse como docen­tes. El Foro Socioedu­cativo (FSE) y la Acade­mia de Ciencias también mostraron su oposición.

No hay comentarios

Imágenes del tema: enot-poloskun. Con la tecnología de Blogger.