Header Ads

"Con los misterios no hay quien pueda", de Marithza Peña

Por. JULIO CUEVAS

La narrativa nacional, hoy, ha de plasmar en sus anales un nombre que proyecta la creatividad de la literatura del "Sur fecundo". "Con los misterios no hay quien pueda"(Editorial Santuario. Impreso en Editora Búho", Santo Domingo, R.D., 2020), de Maritza Peña. 
Ilustraciones del Dr. Odalís G. Pérez-


Esa obra de cuentos, puesta en circulación durante el desarrollo de la "16va. Feria Regional del Libro, Bahoruco", 2020", está centrada en la presentación de creencias y mitos del Sur de nuestro país, como base de los ejes dialógicos de la ambientación ficcional de los 19 cuentos que integran el corpus narrativos de esta.

En total, son 20 los textos que se recogen en este libro, más un relato sobre la costumbre de patios y caminos de nuestros campos de "echar cuentos", donde nuestra niñez se llenó de sueños, " "vacaces" y fantasmas. Luego, nos presenta un prólogo muy familiar, calzado con la firma del periodista Adalberto Grullón.
En cada uno de esos cuentos, nuestro imaginario, nuestros mitos, costumbres y cotidianidades, se asumen como recursos a ser integrados en los encuentros y ambientaciones de su narratividad. Aquí, nuestro ayer y nuestro hoy quedan boca de los personajes y nos sirven de espejos para mirarnos como dominicanos, en totalidad, y, como sureños, como particularidad.

Este es el primer libro de Maritza Peña, es su primera marca sobre amplio y polifacético terreno de la literatura y no siempre todo inicio nos llega pulido, por lo que, mi recomendación es que prosiga indagando en nuestro convivir y se compenetre cada día más en la vida de nuestra gente, desde la lectura y desde la presencia directa con nuestra sociedad.

Si bien es cierto que "a escribir se aprende escribiendo", no menos cierto es que, a imaginar se aprende leyendo y viviendo". Entonces...hagamos de la lectura y de la vida, nuestro vínculo con la existencia. Esa clave es la que esta joven narradora debe asumir como apego a un hacer permanente y pertinente.


En esta obra, lo local, pudo ser planteado o sostenido desde una mirada más universal. Quedarse atrapado en la insularidad de nuestras miradas provincianas, no es lo ideal, por lo que, desde ellas, debemos partir hacia lo universal, como sostenían los integrantes de la generación de escritores conocidos como de "La poesía sorprendida".

"Con los misterios no hay quien pueda", es una obra que debe servir como un reto entre la autora y la escritura. No puede, jamás, constituirse en el trofeo de los aplausos y el "enseñoreo", si en verdad quiere crecer en este difícil, sufrido y sufriente oficio de la escritura. Lo primero es entender que somos tan mortales como el que más...y tan frágiles como aquel que representa nuestra otredad.

Este es texto inicial que obliga a entender que falta mucho por hacer y por vivir... Publicar un libro es asumir un compromiso con uno mismo y con nuestro tiempo. La escritura debe convertirse en nuestra meta vivencial. No puede ser el trofeo del orgullo y la vanidad pasajera y fatua.
Desde aquí, hago votos para que otros libros puedan ser publicados, con ferias regionales y sin ellas, para que otras jóvenes sureñas o no, nos sorprendan con su imaginación desde la poesía, el teatro, el guión cinematográfico o desde la narrativa, como hoy lo ha hecho Maritza Peña, un nombre común...una mujer que, desde la palabra, nos cuenta, se cuenta... nos dice...se dice...y nos echa su leyenda.

No hay comentarios

Imágenes del tema: enot-poloskun. Con la tecnología de Blogger.