Header Ads

Volar chichiguas: la diversión que puede terminar en fatalidad


SANTO DOMINGO, R.D.- Volar chichiguas se ha convertido en una distracción durante el encierro que vive la población dominicana desde que la pandemia Covid-19 comenzó a propagarse en el país.

Todas las tardes, cuando cae el sol, los techos de las casas se convierten en un punto de encuentro en el que jóvenes, niños y adultos escapan del confinamiento y se sienten libres.

Aunque esto es una tradición en esta época de primavera, porque los vientos son favorables, durante este período de aislamiento la actividad se ha incrementado significativamente.

Tanto así que se ha convertido en un dolor de cabeza para los técnicos del sector eléctrico que constantemente tienen que solucionar averías provocadas por colas de chichiguas enredadas en los cables de alta tensión.

Sin embargo, cuando las empresas distribuidoras de electricidad alegan que los cortes de energía se deben a averías provocadas por las chichiguas, los usuarios del servicio se muestran incrédulos y hasta rememoran la época en la que el fenecido administrador de la entonces Corporación Dominicana de Electricidad (CDE), Julio Sauri, decía que "los apagones se deben a que las chichiguas se enredan en los alambres, causando cortocircuitos".

“Eso me parecen los cuentos de la época de Balaguer cuando Julio Sauri era administrador de la CDE y metía esos mismos cuentos. 40 años después vuelven con lo mismo, por lo menos inventen cuentos nuevos, ya no creemos esos cuentos repetidos”, comentó un usuario a través de las redes sociales de este medio.

Tanto las distribuidoras como la Empresa de Transmisión Eléctrica Dominicana (ETED) insisten en que muchas averías son provocadas por chichiguas.

La empresa Edesur informó que en los últimos días se han presentado 64 averías por esta causa, principalmente en Cristo Rey, Los Ríos, Herrera, Los Alcarrizos y Bayona. También fueron afectadas, en menor medida, zonas de Bani, Azua, San Cristóbal y Barahona.

Esas 64 averías afectaron a más de dos millones de clientes sólo de esa empresa que tuvo que destinar 12 brigadas para retirar chichiguas de las líneas, poniendo en riesgo a unos 50 técnicos, según los datos ofrecidos a este medio.

El 12 de abril la Empresa de Transmisión Eléctrica Dominicana (ETED) emitió un comunicado mediante el cual informó que 14 líneas de transmisión salieron de servicio porque varias colas de chichiguas hicieron contacto con esas líneas.

En el referido comunicado la empresa refiere explícitamente que los incidentes con colas de chichiguas se han incrementado desde que inició la cuarentena en el país y que esto ha provocado que diariamente brigadas tengan que dar mantenimiento y retirar las colas de las líneas de transmisión.

A pesar de que en esa ocasión el administrador de la ETED, Julián Santana, pidió a la población que evite el uso de las chichiguas, seis días más tarde la empresa emitió otro comunicado indicando que las chichiguas no han dado tregua al sistema de transmisión eléctrica, Sin embargo, hasta el momento de este reporte la entidad no tenía las cifras de la cantidad de averías que son provocadas por chichiguas.

Los técnicos del sector insisten en que volar chichiguas cerca de las líneas de alta tensión no sólo afecta el sistema eléctrico, sino que además representa un peligro para las personas porque algunas colocan navajas en las colas de las chichiguas y cuando esta hace contacto con los cables se produce una fuerte descarga eléctrica. Así puede producirse un accidente fatal.

Además, practicar esta actividad en los techos conlleva el riesgo de una caída que puede ocasionar fracturas y heridas graves.

Aunque no fue posible obtener cifras oficiales, en los medios de comunicación son frecuentes los reportes de accidentes relacionados con chichiguas. En el 2018 se reportó el caso de un niño de seis años que fue impactado mientras halaba una chichigua que se quedó enganchada y sufrió quemaduras graves.

Ese mismo año se registró el caso de dos niños de 12 años que cayeron de una azotea tras recibir una descarga eléctrica mientras volaban chichiguas, uno murió y otro quedó hospitalizado.

Casos similares se registraron en el 2013 y en el 2016. En los primeros 20 días de abril de este 2020 se registraron dos casos fatales. Uno fue el de un joven jugador de baloncesto de Los Mina, Santo Domingo Este, y el otro un hombre de Santiago. Ambos murieron electrocutados porque sus chichiguas se engancharon de los cables que transportan electricidad. En este mes de mayo murió electrocutado otro joven de 20 años en Gualey.

En el 2018 murieron electrocutadas 189 personas en el país, 164 hombres y 25 mujeres, según los datos más recientes disponibles en el informe “Dominicana en Cifras 2019” de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE).

Si bien el estudio no precisa cómo se produjeron los hechos, la causa principal de las electrocuciones fue el contacto con cables eléctricos. Muchos incidentes ocurrieron en la vía pública, en parques, viviendas y sus parqueos, entre otros lugares, pero un gran número del los casos no contiene información respecto al lugar de ocurrencia.

Volar chichiguas es una actividad recreativa que se practica desde hace muchos años en República Dominicana y en muchos otros países, donde le asignan diferentes nombres, pero debe hacerse con precaución y especialmente lejos de cables de electricidad y otros obstáculos.

Listín Diario / Lilian Tejeda

No hay comentarios

Imágenes del tema: enot-poloskun. Con la tecnología de Blogger.