Header Ads

Danilo salió en defensa de su gobierno

SANTO DOMINGO. R.D.- La entrevista del presidente Medina con la comunicadora Jatnna Tavárez al parecer era esperada con ansiedad por los opositores, al creer que el gobernante anunciaría que no se presentará a la reelección en el 2020 y así les daba la gran ayuda para escribir sus agendas.

Los opositores de Medina y de su partido dependen desde hace tiempo de la agenda oficialista quizás por lo que, excepto el caso de Luis Abinader, aspirante presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), no han crecido sobre el 2% según encuestas.

Medina los decepcionó porque, situándose firme en su lugar, qué sentido podría tener anticipar con siete meses un tema que puede esperar hasta marzo, la fecha mencionada por el gobernante y que ya se discutió y aprobó en su todopoderoso comité político.

Con la agenda de sus adversarios en su mano, bordada en croché, Medina dirigió un mensaje de calma a sus partidarios, que de lo contrario se habrían dispersado hacia la “caseta” que el doctor Leonel Fernández, spot televisivo hackeado y todo, ha montado con mucho afán.

Si el Presidente hubiese declarado desde ya que no participará en las elecciones del 2020, la actividad política se habría dinamizado por encima de las advertencias de la Junta Central Electoral (JCE), los locales se hubiesen abierto y también los libros de inscribir miembros.

Es como si el presidente Medina, que lo conoce todo porque los opositores, salvo Abinader, fueron sus empleados o igual del anterior presidente, quisiera llevar el tema, un tormento para algunos aspirantes, lo más lejos posible, casi un año antes de los comicios.

De ahí que los políticos se mostraron defraudados por el anuncio en el programa de la comunicadora Jatnna, y de paso ella cargó también con las críticas por el supuesto de que montó un conversatorio “light”, de acuerdo a los intereses del Presidente de la República.

Quizá el único de los dirigentes opositores que está haciendo su labor de ensanchar su militancia y por tanto dejar bien atrás a su contrincante por la candidatura presidencial es Luis Abinader, a quien las encuestas ven en una posición competitiva pese a sus desventajas.

Las desventajas de Abinader radican en la fuerza del poder y sus recursos, lo que disfrutará cualquier candidato que el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) escoja, pero su beneficio está en el desgaste natural tras seis años en el poder que para el 2020 serán ocho.

En total para la fecha de las elecciones el PLD tendrá en el poder los doce años del presidente Fernández y los ocho de Medina, demasiado para el aguante de una oposición que depende del poder para que su militancia coma y calce y para que los partidos sobrevivan.

Medina y su estilo
El presidente Medina tiene su estilo para dirigirse al público, plantear los problemas de su régimen, y a veces para quejarse, cosa que ha hecho en varias ocasiones con los funcionarios que no cumplen con sus responsabilidades. A veces los ha destituido.

El presidente Donald Trump, tiene su estilo. Tuitea todos los días, mañana, tarde, noche y madrugada, con frecuencia, causando polémicas, anunciando que va a botar a alguien del puesto, y como hizo ayer, cancelando un viaje de su canciller a Corea del Norte.

Con todo y el largo ejercicio en el poder, el presidente Medina aparece con una aprobación del 51% de los electores en una de las últimas encuestas y como el mejor valorado, 136 puntos en un análisis de circulación restringida de una consultora nacional.

En ese mismo análisis, la vicepresidenta de la República, Margarita Cedeño, es situada en un segundo lugar con 128 puntos, aparte de que en diversas encuestas es la mejor valorada si las elecciones se celebraran en el momento que se hicieron las mediciones. Quizás por ello y el afán de gran parte del PLD de mantener el gobierno en sus manos aunque no pueda ser con el nombre del doctor Fernández, ha salido últimamente una supuesta divisa de “ni tú ni yo”, en referencia a Medina y al aspirante expresidente.

El expresidente no parece que tan temprano, al igual que Medina, quisiera anticipar un arreglo que no fuera su candidatura. Por ello apareció “cenizo”, chamaco y mochila al hombro en un spot publicitario en el cual camina contra obstáculos (hacia el 2020).

En la entrevista el Presidente defendió las obras de su régimen, las visitas sorpresa, las estancias infantiles, la continuación del Estado y el empeño en asegurar la alimentación de las personas y sus hijos, para que puedan ir a la escuela, graduarse y tener trabajo.

Medina refutó la noción de que habla poco y dijo que habla mucho, que todas las semanas está dialogando con las personas, escuchando y dando respuesta en todos los rincones de la República. Admitió que tiene poca exposición a cuestionarios de controversia.

Las críticas que recibió la comunicadora Jatnna le resbalaron, a menos que no utilice su próximo programa dominical Con Jatnna, por el canal 9, para hacer su defensa. Quizá cometería un error si lo hace porque ella dio un palo y facilitó las portadas a los medios.

Retos y logros
El presidente Medina tiene retos importantes en su partido, sea que para marzo del año que viene decida ir a la reelección o que deje a la organización en libertad de escoger a otro candidato, que en cualquier caso, necesitaría mucho de su ayuda.


Medina quiere que se complete la tanda extendida para que los alumnos mejoren sus calificaciones debido a que reciben tres alimentos en las escuelas básicas, un programa muy exitoso en la empobrecida barriada de Anacostia, en Washington, D.C.

Tras el programa de la tanda extendida en Anacostia, en la ribera del río del mismo nombre, disminuyó la criminalidad, el bandidaje callejero y el uso de las drogas, porque los niños llegaban saciados de las escuelas lo que ayudaba al pobre presupuesto familiar.

El Presidente puede y le conviene influir en la conformación de cortes como el Tribunal Constitucional y la Suprema Corte de Justicia, por el retiro de algunos de los actuales integrantes debido a la edad o al tiempo durante el cual se han desempeñado.

El gobernante acaricia los números del desempeño macroeconómico en lo cual se ha recostado durante sus últimos seis años. El Banco Central ha logrado mantener el peso con fortaleza y el crecimiento económico en auge.

Los números del Banco Central dicen que el país ha crecido sobre 6% en el último año, por el avance de la construcción, las zonas francas, el sector agropecuario, turismo y el comercio, entre otros renglones. El Banco Mundial cita, además, la disminución de la pobreza.

El pasado jueves la Comisión Económica para América Latina, CEPAL, informó que República Dominicana y Panamá lideran el crecimiento de la región con aumentos en su producto interno bruto (PIB) de 5,4% y 5,2%, los más altos de la región.

No hay comentarios

Imágenes del tema: enot-poloskun. Con la tecnología de Blogger.