Header Ads

(VIDEO) Sólo cenizas quedaron

DERRUMBADERO, EL CERCADO, SAN JUAN, R.D.- Solo cenizas quedaron, ni un horcón parado de la que fue la residencia del señor José Encarnación Ortiz mejor conocido como Sobrita en la sección Damián de la comunidad de derrumbadero en el cercado.


Lo perdieron todo, solo gracias a Dios no hubo pérdidas humanas y paradójicamente gracias a un haitiano, que escucho los niños gritar y se abalanzó contra el fuego. 

El lunes 12 de febrero alrededor de las once de la mañana es la fecha del fatídico día en todos los recuerdos y cosas materiales de los que allí habitaban se esfumaron.

Ahora solo queda la solidaridad de amigos e instituciones que deseen ayudar a levantar el ánimo y las esperanzas de una humilde familia que ha quedado en el aire, sin un techo pero con fe en Dios todopoderoso.

No hay comentarios

Imágenes del tema: enot-poloskun. Con la tecnología de Blogger.