Header Ads

Obama, convencido de que el embargo a Cuba terminará un día

La Habana, CUBA.- El presidente Barack Obama se dijo convencido que el embargo de Estados Unidos a Cuba terminará un día, aunque consideró que eso también dependerá de si ambos países logran superar algunas diferencias en materia de derechos humanos.


Tras un encuentro histórico con su colega Raúl Castro, quien le dijo que el embargo es el principal obstáculo para la normalización de relaciones, Obama también aseguró que el futuro de Cuba lo decidirá su pueblo y no Estados Unidos o algún otro país.



Los mandatarios marcaron un hito al reunirse en el mítico Palacio de la Revolución de La Habana y aunque reconocieron que mantienen diferencias, se mostraron a favor de continuar un diálogo para avanzar en la normalización de las relaciones de quienes fueron los mayores enemigos del hemisferio por más de cinco décadas.



Los presidentes intercambiaron visiones sobre derechos humanos y democracia, y aceptaron contestar un par de preguntas, una de las cuales cuestionó a Castro sobre presos políticos en Cuba.



“Dame la lista ahora mismo de los presos políticos para soltarlos”, dijo el gobernante cubano. “Menciónala ahora, dime el nombre o los nombres”.



Cuba es criticada por detener por algunas horas a manifestantes innumerables veces al año, pero en la isla se ha reducido drásticamente la práctica de dar largas sentencias por delitos que grupos de derechos humanos consideran son políticos.



El mandatario cubano elogió las recientes medidas del gobierno de Obama para relajar los controles hacia Cuba que calificó de “positivas, pero no suficientes”.
“El bloqueo es el obstáculo más importante para nuestro desarrollo económico y el bienestar del pueblo cubano, por eso su eliminación será esencial para normalizar las relaciones bilaterales”, dijo Castro.



Obama, parado en un atrio al lado de su colega, expresó que “es un nuevo día” para las relaciones entre ambos países.



Pero el presidente estadounidense dijo que le había planteado a Castro “diferencias muy serias” que su país tiene con Cuba en temas como la democracia y los derechos humanos. Dijo que esos temas fueron planteados, en una conversación que Obama caracterizó como difícil, como requisitos que se debían cumplir antes de avanzar en unas relaciones más estrechas entre ambos países.



“El embargo va a terminar. ¿Cuándo? No estoy completamente seguro”, dijo Obama, quien se convirtió en el primer presidente en casi 90 años en visitar Cuba, país con el que rompió relaciones tras el triunfo de la revolución en 1959.
“¿Qué tan rápido pasará? Bueno, en parte depende en si podemos superar algunas de nuestras diferencias acerca de temas de derechos humanos”, añadió.



Obama también le dio crédito a Cuba por haber avanzado como nación, y dijo que parte de la normalización de las relaciones entre los dos países significaba “discutir directamente estas diferencias”.



Señaló que “como lo hacemos a dondequiera que vayamos en el mundo, dejé claro que Estados Unidos continuará hablando de democracia, incluyendo el derecho del pueblo cubano a decidir su propio futuro”.



Aunque Castro se prepara para abandonar el cargo en 2018, se mantuvo firme en contra de cualquier cambio al sistema político de Cuba que tiene a un partido único en el poder.



Obama llegó a Cuba con la promesa de hacer presión sobre los líderes cubanos en temas de derechos humanos, libertades políticas, y diciendo que su sola visita implicaba la promoción de los valores estadounidenses en la isla.



Castro, a su vez, le devolvió la pelota a Obama cuando le dijo que para Cuba era inconcebible que un gobierno no le garantizara a su gente atención sanitaria, educación, alimentación y seguridad social, en clara referencia a Estados Unidos.



El gobernante cubano también dijo que Cuba defiende “los derechos humanos” y que “los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales son indivisibles, interdependientes y universales”.



Obama se encontró más tarde con emprendedores cubanos y empresarios estadounidenses, ante quienes elogió a Cuba por abrir su economía al sector privado, un cambio que empezó luego de que Castro tomara el poder en 2008.



Presos políticos



El Departamento de Estado de EE.UU. afirmó que “claramente aún hay personas detenidas por razones políticas” en Cuba, después de que el presidente cubano, Raúl Castro, desafiara a un periodista a presentarle una lista de presos políticos en la isla. “No sé si tenemos una lista exhaustiva” de presos políticos en Cuba, dijo el portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, al ser preguntado por las declaraciones que hizo Castro durante la conferencia de prensa conjunta que ofreció en La Habana junto al presidente estadounidense.



Economía crece



Obama aseguró que la economía cubana “está empezando a cambiar”, al participar en La Habana en un foro con empresarios y “cuentapropistas”, los emprendedores del incipiente sector privado de la isla.



Obama elogió el “espíritu” de esos emprendedores y destacó que Estados Unidos “está listo” para ayudarles a “tener éxito”.



“La conclusión es que creemos en el pueblo cubano”, subrayó el presidente durante su discurso ante el foro, en el que participan también empresarios estadounidenses y representantes de compañías estatales cubanas.



Según Obama, como ocurre ahora en Cuba, algunas de las grandes compañías privadas de EE.UU. “nacieron pequeñas, incluso en un garaje”.



A juicio del mandatario, cumplir las “aspiraciones” del pueblo cubano dependerá de consolidar al sector privado en paralelo a la acción del Gobierno, una tarea que “no es fácil”, según admitió.



El emprendimiento “crece con fuerza” cuando hay un entorno en el que “todo el mundo tiene la oportunidad de triunfar”, destacó Obama.



Asimismo, el presidente estadounidense anotó que algunas de las medidas tomadas dentro del proceso de normalización con Cuba, como la relajación de algunas restricciones de viaje y la autorización del uso del dólar en la isla, van a beneficiar directamente a los “cuentapropistas”.



Desde 2010, las reformas económicas aplicadas por el presidente Raúl Castro han abierto espacios a la iniciativa privada en la isla, lo que ha permitido que proliferen negocios que antes escaseaban como restaurantes, cafeterías, hostales, gimnasios, salones de belleza o servicios de tecnología.



De acuerdo con cifras facilitadas por la Casa Blanca, esa apertura ha permitido pasar de unos 145,000 empleos vinculados al sector privado en Cuba en 2009 a unos 500,000 en 2015. 



Emprendedores



Una multitud de emprendedores cubanos, empresarios estadounidenses y prominentes cubano-estadounidenses elogiaron el llamado de Barack Obama para ayudar a las empresas privadas de Cuba y levantar el embargo económico a la isla “de una vez por todas”.



Durante un debate sobre iniciativa empresarial, Obama dio crédito al Gobierno cubano por adoptar “algunas reformas” y añadió que Estados Unidos “ha estado orgulloso de ayudar”.



Pidió a Cuba ayudar a los pequeños empresarios con la creación de mercados al por mayor para su abastecimiento, unificar un complejo sistema de dos monedas y renovar la infraestructura para permitir que los productos lleguen más rápido al mercado.



Homenaje a José Martí



El presidente de Estados Unidos cumplió con la protocolaria ceremonia de la ofrenda floral ante el monumento del héroe nacional cubano y prócer independentista José Martí, en la emblemática Plaza de la Revolución de La Habana.



Antes de que una guardia de honor depositara la corona de flores a los pies de la escultura de mármol, se vio ondear la bandera y se escuchó el himno de Estados Unidos en la Plaza de la Revolución, donde se pudo ver a Obama con la icónica efigie del revolucionario Ernesto “Che” Guevara de fondo.



Tras la ceremonia, Obama se saltó el protocolo para pedir a su equipo que le tomaran una foto con esa efigie del Che a su espalda, algo poco habitual es ese acto solemne, en el que le acompañó el vicepresidente del Consejo de Estado cubano, Salvador Valdés Mesa.



La corona de flores ofrecida por Obama en honor a Martí estaba conformada por rosas blancas, azules y rojas, los colores de las banderas de los dos países, con una cinta en la que se podía leer en inglés: “Del pueblo de los Estados Unidos”. Obama se convirtió así en el primer mandatario estadounidense en activo en pisar esa plaza, escenario de innumerables y largos discursos del líder cubano Fidel Castro en contra del imperialismo.


Silvio Rodríguez recuerda pasado oscuro 

El trovador cubano, Silvio Rodríguez conocido por su apoyo a la revolución en la isla, se hizo eco tanto de la satisfacción por un mejoramiento de las relaciones entre la nación caribeña y los Estados Unidos, pero también de la cautela con que muchos toman estos renovados vínculos. “He notado que se suele olvidar que este litigio terrible empezó porque nuestros vecinos no soportaron que decidiéramos qué hacer en nuestra propia casa. Estaban acostumbrados a que aquí se hiciera lo que ellos querían. Y haciendo bien patente su disconformidad, no sólo nos negaron el habla sino que nos hicieron la guerra”, expresó Rodríguez en una entrada en su popular blog Segunda Cita.

Western Union anuncia servicio de remesas 

Western Union, líder en servicios de pagos globales, ofrecerá a partir del segundo semestre del año a sus clientes la posibilidad de enviar remesas a Cuba desde otros países además de EE.UU., según informó en un comunicado.


Western Union ya tiene un servicio de envío de remesas a Cuba desde Estados Unidos, para lo cual cuenta con más de 490 locales de agentes en cada una de las 16 provincias y 168 municipios del país.


Evo pide a EE.UU. terminar con el bloqueo 

El presidente de Bolivia, Evo Morales, pidió a Estados Unidos terminar con el bloqueo económico a Cuba y devolver a ese país Guantánamo para que sea fructífera la visita del mandatario estadounidense, Barack Obama, a La Habana. “Esta visita solo va a ser fructífera y efectiva con Cuba cuando Estados Unidos devuelva Guantánamo al pueblo cubano y cuando levante y termine el bloqueo económico contra el pueblo cubano”, sostuvo.

Estadounidenses apoyan levantamiento de embargo

La mayoría de los estadounidenses apoya el levantamiento del embargo a Cuba, según una encuesta publicada en EE.UU. que coincide con la histórica visita del presidente Barack Obama a la isla. De acuerdo con el sondeo, publicado por la cadena CBS y el diario The New York Times, el 55% de los 1,022 adultos entrevistados se muestra favorable al fin del embargo, mientras que el 27% se opone a la anulación de esa medida.

No hay comentarios

Imágenes del tema: enot-poloskun. Con la tecnología de Blogger.