Header Ads

En 45 minutos, los maestros deben demostrar dominio de sus prácticas pedagógicas

SANTO DOMINGO, R.D.- Es 45 minutos el tiempo que tiene el maestro para demostrar ante un evaluador la profesionalización en las prácticas pedagógicas de las clases frente a su grupo de estudiantes.


El observador, por lo regular un técnico educativo, de un distrito escolar diferente al que pertenece el evaluado, mide sus habilidades y capacidades, y confirma si el docente cumplió su planificación de trabajo en el tiempo previsto. Si así fue, logró el principal objetivo de la Evaluación Docente por Desempeño que lleva a cabo el Ministerio de Educación en todas las escuelas públicas del país.

El profesor, si imparte más de una asignatura, puede seleccionar en la que quiere ser evaluado, y la labor del evaluador es ver y luego llenar un instrumento que contiene varios ítems que el docente debe acatar, como es cumplir con el tiempo de clase planificado y la función didáctica y actividades en el curso.

Cuando termina el tiempo de evaluación, al maestro se le entrega una tirilla, que evidencia que fueron evaluados y contiene el código del evaluador, con el fin de hacer cualquier reclamo en caso de que el docente lo entienda necesario.

Las clases impartidas se evalúan tomando en cuenta 25 indicadores sobre la planificación que hace el profesor de sus clases y otro similar para valorar el manejo de contenidos.

La persona responsable de observar el proceso no comparte ninguna información con el evaluado, sino que llena una hoja de respuestas que también contiene varias preguntas relacionadas con los indicadores, la que luego, debe entregar a la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), al Instituto Dominicano de Evaluación e Investigación de la Calidad Educativa (IDEICE), responsables del proceso.

Para la observación de aula y ficha de evaluación, el observador llega al centro, debidamente identificado, se reúne con el director del centro educativo y una comisión de los organismos responsables de las evaluaciones y arman un cronograma de trabajo.

El plan consiste en evaluar cuatro docentes por día, dos por tandas. En un centro que tenga 35 docentes la evaluación se toma dos semanas, si no hay inconvenientes. Son 90 mil docentes distribuidos en 87 mil aulas a nivel nacional los que serán evaluados.

Yrlanda Méndez, Amarilis Camarena y Ana Cristina Núñez, maestras de las áreas de Educación Física, Lengua Española y Matemática, expresaron, por separado su satisfacción con la evaluación.

Ellas trabajan en las escuelas Fidel Ferrer, del ensanche La Fe, y en la España, de Villas Agrícolas.

Aseguran que en ningún momento se sintieron presionadas por la presencia de la “visita”.

De hecho, a Núñez se le vio muy activa y sus estudiantes muy integrados y participaban activamente de la clase de matemáticas que ese día incluyó el tema de las fracciones, según observaron reporteros de DL.

Fuente: Diario Libre 

No hay comentarios

Imágenes del tema: enot-poloskun. Con la tecnología de Blogger.