Header Ads

OPINION: La lucha de la ADP por sus reivindicaciones

La imagen puede contener: 1 personaPor: FERNANDO RODRIGUEZ
Desde el año 1970 en que fue fundada la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), la docencia en las escuelas públicas ha sido suspendida miles de veces de manera unilateral por uno de los actores de la familia escolar (los docentes), sin tomar en cuenta si esas suspensiones  afectan a los demás miembros de la familia educativa, o peor aun, sabiéndolo pero sin importarles.
Ustedes se imaginan una escuela solo con los maestros, pero sin alumnos, padres, personal administrativo y ni de apoyo? La escuela es un conjunto de personas que interactúan bajo el manto del mismo sistema y con intereses comunes. Es una estructura que sin todas sus partes se hace infuncional, pierde su esencia, la razón de ser.
Estamos viviendo nuevos tiempos; no se sorprenda usted si un día de estos los estudiantes deciden hacer una suspensión de asistencia a clases, para que los días que ellos no vayan a los centros educativos no les paguen a los maestros. ¿Qué harían los maestros?
O que los padres se pongan de acuerdo y de manera indefinida no envíen a sus hijos a clases, bajo el argumento de que los maestros no están sirviendo educación de calidad. ¿Qué harían los maestros? O bien cualquier día normal los conserjes, porteros, secretarías, mensajeros, jardineros, digitadores, fotocopiadores, en fin, todo el personal administrativo y de apoyo se pongan de acuerdo para no limpiar las aulas, baños, ni abrirle las puertas a los maestros, ni labores en las oficinas, porque también necesitan aumento salarial. ¿Qué harían los maestros?
En un país donde cada actor se considere autosuficiente, libre de hacer lo que se le antoje sin importar la posición de los demás personajes que inciden en su medio de acción, en donde por demás no se respetan las reglas de juego, cualquier cosa puede pasar. Hago este comentario, para llamar a la reflexión a los que andan de su cuenta haciendo planes individuales de suspensión de docencia creyéndose los dueños absolutos del sistema, acreedores de la razón y poseedores de la verdad absoluta.
Cuando la suspensión de docencia se hace unificada del CEN con los CEMs, tiene una sola dirección y muchas posibilidades de éxitos; pero cuando el CEN orienta una línea de acción y surgen CEMs haciendo lo contrario, la ADP corre el riesgo de debilitarse en sus luchas.

REFLEXIONEN, REFLEXIONEN, REFLEXIONEN!!!!
El autor es educador.

No hay comentarios

Imágenes del tema: enot-poloskun. Con la tecnología de Blogger.