Header Ads

Cena de Nochebuena: tradición que cuesta cada año más pesos


Cenar en familia el 24 de diciembre es una tradición que no ha pasado de moda; pero mantenerla cuesta cada vez más dinero. 

Eso lo sabe por ejemplo, Luisa Morel, una empleada privada de la capital dominicana. “En mi casa vamos a cenar diez personas y he calculado que gastaremos aproximadamente RD$6,500 en la elaboración de lasaña, moro de guandules, pasteles en hoja, cerdo y pollo asado, ensalada mixta y verde y telera. Además, compraremos frutas como manzanas, uvas, pasas y coquitos”, le dice a elCaribe.

Pero Luisa se arriesga a quedarse corta en el cálculo aritmético si tuviera que extender un poco más el contenido del menú.

No siempre los recursos permiten preparar la receta deseada en determinados hogares el día de Nochebuena, sin embargo, existen opciones diferentes para que la gente pueda, o por lo menos intente ajustar la preparación a su bolsillo. 

Si se hacen comparaciones, una cena contiene más ingredientes o menos ingredientes respecto a la otra, y en eso la fortaleza o debilidad del presupuesto siempre será fundamental. Hay quienes pueden extender el brazo más allá que otros y hacer de la cena simplemente una noche extraordinaria.

En una parte de los hogares dominicanos la cena de Nochebuena se prepara en base a moro de guandules, telera, ensaladas (rusa y verde), pollo guisado o frito, cerdo asado, pastas y pasteles en hoja en algunos casos. Y como “agregado” se colocan sobre la mesa algunas manzanas, uvas, una que otra botella de vino y alguna sidra.

El precio de una cena sencilla para una familia de cinco miembros -menos de los que cenarán en la casa de Luisa Morel- ronda los RD$3,500 y RD$4,200.

Con el tema de la cena de Navidad ocurre que aunque se hace un cálculo para una cantidad equis de personas, generalmente termina alcanzando para más. 

Y al día siguiente es probable que quede para un “calentao”, como popularmente se denomina a la comida que fue cocina en la víspera y que alcanza para resolver el almuerzo del mediodía del 25 de diciembre.

Para los que prefieren comprar la comida preparada y librarse de los afanes del 24 de diciembre hay negocios que ofrecen opciones. Por ejemplo, el supermercado Jumbo ha estado promoviendo en encartes esta semana esa alternativa. El costo de la receta es de 4,449 pesos. Incluye cinco libras de pierna de cerdo asado, dos libras de pollo horneado, ensalada César, arroz navideño, ocho pasteles en hoja y pastelón de papa. 

También la empresa Buen Provecho, ubicada en la Avenida Gustavo Mejía Ricart, Santo Domingo, ofrece cenas. El precio varía en función del pedido. Opciones hay suficientes, asegura una empleada del lugar cuando se le preguntó ayer.

Otras empresas como “El tono del paladar”, ubicado en Santo Domingo Este estarán disponibles para responder a los pedidos de los clientes. Aquí hay opciones tan diversas como los comensales que puedan llegar demandándolas.

En la clase alta o adinerada el precio de la cena puede ser tan elevada como se le antoje a quien la elabora.

A veces la cena de una familia de clase media tiene muchos productos parecidos a los de la familia de clase baja. La diferencia está en que el de clase baja quizás ha comprado, por ejemplo, una libra de arroz del que cuesta 20, y el de mayor poder adquisitivo adquiere el tipo que cuesta 30. 

En los establecimientos comerciales, la libra de pollo se cotiza entre 58 y 60 pesos, la de carne cruda de cerdo entre 65 y 70 (y asado a razón de RD$190 y RD$220). Y el arroz entre 17 y 32 según el tipo. La cena del 24 de diciembre permite que los miembros de la familia que durante el año quizás han estado dispersos puedan compartir juntos ese día.
La Nochebuena se celebra la noche del 24 de diciembre, víspera del día de Navidad (25 de diciembre). Es la celebración cristiana de la noche en que nació Jesús. Aunque las costumbres varían de unos países a otros, es bastante común una reunión familiar para cenar e intercambiarse regalos. Se considera como una fiesta de carácter cultural y familiar, ya que también se reúnen las familias aunque no haya celebración religiosa. 

Fecha de movimiento

El hecho de que las familias quieran juntarse a compartir experiencias la Nochebuena genera dinamismo en otros sectores de la economía. Dos de los principales beneficiarios de ese movimiento son el comercio y el transporte. Este último especialmente por el éxodo de personas de un lado a otro en todo el territorio nacional. Los principales supermercados de la capital laboran en horario extendido para este tiempo.

No hay comentarios

Imágenes del tema: enot-poloskun. Con la tecnología de Blogger.