Header Ads

Entregan a los dos acusados de matar pastor evangélico en Barahona

CRISTOBAL, BARAHONA, R.D.- Fueron entregados esta noche a las autoridades dos jóvenes acusados de matar al pastor evangélico Rolfi Díaz Cuevas, cuando se disponía abrir  la iglesia “Defensores de la Fe Cristiana Rosa de Sarón”,  en la comunidad de Cristóbal en Barahona.
Clemente Peña Matos (Barahona) y Osiris Plata Peña (La Pila), fueron entregados por el sargento mayor del Ejército de la República Dominicana (ERD), adscritos al Cuerpo de Ayudantes de la Presidencia, Manuel Peña Matos.
El asesinato de Cuevas Díaz, quien también era sargento de la policía, adscrito a la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET), consternó no solo a los habitantes del municipio de Cristóbal, sino a toda la Región Enriquillo.
 Los imputados fueron entregados a miembros de Investigaciones Criminales (Dicrim), del Departamento de la Policía Nacional de Neyba, donde se encuentran detenidos, en la comunidad de Monserrate, del municipio de Tamayo.
La noche del pasado lunes el coronel Arismendy Antonio Laureano Tejada, Subdirector Adjunto de Investigaciones Criminales (Dicrim), afirmó que tenían informaciones concretas acerca de la ubicación de los responsables del asesinado del pastor.
Se recuerda que el asesinato del suboficial está relacionada con la muerte de Julio Peña, de 19 años, ultimado por un tío y un hermano del pastor, en un incidente ocurrido en la emergencia del hospital Doctor Teófilo Gautier de Las Salinas, después de un riña en septiembre del 2014 en el municipio de Cristóbal.
Sepultado
La tarde de este martes fueron sepultados los restos del malogrado suboficial en medio del llanto y del dolor de su familia, su esposa con la que procreó su única hija y compañeros de la Amet, con quienes compartió durante los 15 años que permaneció en esa institución.
Sus hermanos de la congregación cristiana que dirigía, lo definieron como una persona consagrada por entero a Dios, quien no parecía pertenecer  a una institución como la Policía Nacional, donde cada día tenía que lidiar con personas por problemas de tránsito.
El coronel José L. Pérez Cedano, encargado de Amet en Barahona, definió al suboficial Rolfi Cuevas Díaz, como una persona disciplinada y obediente que nunca faltó a sus superiores o a los servicios que le eran asignados, por lo que lamentó profundamente  su asesinato.
En nombre de AMET, exigió que se haga justicia, argumentando que  el asesinato del sargento mayor no puede quedar impune.

No hay comentarios

Imágenes del tema: enot-poloskun. Con la tecnología de Blogger.